domingo, 28 de abril de 2013

El guardián invisible de Dolores Redondo

Elizondo es un pueblo situado en el valle de Baztan, Navarra, dónde aparecen diversas niñas asesinadas según un patrón ritual, el asesino recibe el nombre de Basajaun, un ser mitologico que se podría emparentar con los bigfoot o los diversos guardianes del bosque que aparecen en múltiples mitologías  La encargada de dirigir la investigación es Amaia Salazar, detective de homicidios de la policia foral de Navarra, que nació en Elizondo pero del que huyo a la que pudo escapando de una situación familiar dificil qué aun le provoca pesadillas. 

Dolores Redondo nos presenta su primera novela,  novela que es una vez más ante el último fenómeno literario de las letras españolas, publicitado al máximo y comparado con Stieg Larsson -para mí una comparación nada positiva-. Por una vez toda la fama alcanzada por El guardián invisible es absolutamente justa y merecida. Ya que este libro lo tiene todo, una atmósfera que cala en los huesos, un doble -y triple- misterio que funciona como un engranaje bien lustroso.Y unos personajes carismáticos que prometen fuertes emociones en las siguiente novelas, dicen que es  una trilogía. Y es qué Dolores Redondo nos presenta dos historias: por una lado la trágica historia personal de Amaia y por otro los asesinatos del Basajaun qué todo y quedar resuelta en esta novela deja algún cabo suelto o pequeño detalle que servirá de punto de partida de la segunda parte (de ahí lo de triple misterio).

Ciertamente la máxima virtud de esta novela no es el misterio en sí, -el asesino quizás se ve venir a la legua-, si no la descripción del valle de Baztan, el folklore vasco-navarro estupendamente recreado, la relación familiar de Amaia, con sus hermanas, su tia Engrasi y su terrorífica madre. A mí hace tiempo que me dejaron de interesar las novelas enigmas, aquellas en que el misterio lo es todo, y en esta el misterio solo es la excusa para hablarnos de otras cosas: de la maldad que habita en los hombres, de la familia, de lo arraigado de las costumbres o del sentido del folklore. El guardian invisible se me antoja aaictivo que gustará a los amantes del genero negro, pero también a los que les gusten las novelas costumbristas, con algo de realismo mágico.

2 comentarios:

Quadern de mots dijo...

Tret d'un parell d'aspectes del final, és una lectura que atrapa, ben travada i amb un ambient que sedueix.

Miqueldps dijo...

Totalment d'acord! M'ha deixa't amb ganes de més!